10 de mayo de 2013

My wonderwall.

Fuera seguía lloviendo.
A principios de Mayo y fuera seguía lloviendo.
A principios de Mayo y su alma seguía triste.
A principios de Mayo y todo seguía igual.
Miraba por la ventana melancólica. Preguntándose qué sería de aquél chico tan mono con el que había coincidido en el tren. Parecía hecho para ella. Pero en el fondo ella sabía que nadie estaba hecho para ella.
Nadie nunca podría amarla.
Nadie nunca podría compartir sus días con ella.
Estaba hecha para vivir sola.
¿Pero estaba hecha para vivir melancólica?
Se secó unas lágrimas invisibles que nunca había llegado a derramar y esta vez pensó en él. No pensaba en él como pensaría en el chico mono que había visto en el tren. Pensaba en él como algo profundo e intangible. Como una alma perdida en un mar de caos. Pensaba en él como el náufrago piensa en un islote perdido por el mar. Pensaba en el como su última esperanza.
Quizá así fuera.
Quizá él fuera su última esperanza.
Quizá simplemente la desperdiciaría. Simplemente como había hecho con el resto de oportunidades que había tenido al largo de su vida.

14 comentarios:

  1. (Jejejeje soc la primera) Bueno, no se be que dirte, pero que està molt guay. Últimament te veig trista (en les entraes sobretot) i si es per lo que crec. No sigues tonta i no et preocupes que no val la pena (parle de ell). Bueno se que es raro que te comente Jajajaja pero m'ha pegat per ahí.
    Te vol molt,
    Laura.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado. Nunca sabemos dónde podemos encontrar a esa persona que puede salvarnos, tal vez este sentada enfrente de nosotros, en un largo viaje en tren, y aun así no nos demos cuenta.

    ResponderEliminar
  3. a muy bonito, me gusto. Me siento identificada-
    Besos, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, tu blog es precioso, me encanta, te sigo desde ya, me encantaría que me siguieses tu también y asi estamos en contacto! Gracias :)

    http://whatandyloves.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Genial. A veces aceptamos la primera oportunidad que encontramos para ser felices. Lo entiendo. Muy lindo

    ResponderEliminar
  6. And after al.. You are my wonderwall ♫
    Yo creo firmemente que nací para vivir pesimistamente ._.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pequeña Ana, cada día me dejas más y más sorprendida. Escribes estupendamente y espero que no dejes de hacerlo. ¿Nunca te has propuesto escribir un relato corto? Así empiezan los buenos escritores.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  8. Nunca sabemos que nos deparará el futuro, y mucho menos el amor.
    Me da pena que se entristezca, porque seguro que es una buena chica,
    pero las cosas siempre llegan cuando menos las buscamos, y por tanto de improvisto.
    Me ha gustado, ¡saludos!

    ResponderEliminar
  9. Que bonita la entrada, la verdad, no se sabe nunca que depara el futuro

    besos:)

    ResponderEliminar
  10. El futuro es incierto, y las oportunidades hay que aprovecharlas siempre. Una entrada realmente fantástica, gracias por comentar en mi blog. Te invito a que leas mi última entrada.

    ResponderEliminar
  11. heyyy por qué tirándote a la mala? por qué podría ser un desperdicio? no andes deduciendo, solamente abstenete a tomar las decisiones que en el momento necesites tomar, si visualizas todo quizás lo arruines inconscientemente. (yo ya cagué varias cosas por evitar algo que nunca supe si en realidad terminaría pasando o no)

    ResponderEliminar
  12. Jo Ana,me encanta como escribes y lo que transmites.Y entiendo a esa chica,más que nada porque me siento así más de una vez.Como una mierda,en líneas rojas,cada vez más frágil,y quien dice,sola.
    Ana,necesito un relato corto,libro tuyo o lo que sea.De verdad
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  13. Es mi entrada favorita de las que has escrito, Ana. Me encanta cómo escribes (y lo sabes, no sería la primera ni será la últma vez que te lo diga ajajaja)
    Y me encanta cómo han cambiado las entradas desde esta fecha, no se.
    ¡Mucha suerte con los examenes diva!

    ResponderEliminar

Un blog sin comentarios es como un mar sin brisa marina.